8 ene. 2013

Y a la vuelta, una despedida

Si te gusta la imagen puedes comprarte una camiseta con ella aquí.

Es obvio que el mundo no se acabó y que los mayas nos han timado, claro que con la Crisis es posible que hayan tenido que recortar y por eso no hemos notado los efectos. La cosa no da para más que un poco de ventolera, algo de lluvia esporádica y algún que otro calamar gigante bastante manso. Sin embargo, en lo personal, tengo la sensación de que me hubiera arrasado un tsunami, al menos esa ha sido la sensación con la que he despedido el 2012 y con la que he empezado el 2013. 

Desde hace un puñado de meses, la capa la tengo caída, a veces me siento muy triste y a ratos decepcionada con todo. Supongo que esa sensación la comparto con muchos de vosotros, al menos fuera de lo virtual es así. Por desgracia el pesimismo y la depresión se extiende como la pólvora por doquier y lo más desesperante es que parece imparable e inevitable. 

El blog también se resiente. Léoen, mis queridos kalianos, no se escapa de la decadencia moral que nos asola; al menos creo que ha perdido la chispa de sus inicios, el buen humor y las buenas vibraciones que transmitía hace poco más de un año. Lo cierto es que me cuesta diversificarme, pierdo la concentración y los motores que hacen funcionar la maquinaria llevan una larga temporada en ralentí. No quiero que se quemen, así que la mejor opción es apagarlos un tiempo para que se enfríen y vuelvan a funcionar como antes. Mi intención es aparcar el blog, y todo el trabajo que supone, durante una temporada y concentrarme en mis nuevos proyectos. Quiero escribir todo lo que pueda, retomar obras antiguas que merecen un buen pulido e iniciar otras nuevas con las que poder ilusionarme. También quiero leer lo que me apetezca (cuando me vuelvan las ganas lectoras). Esto no quiere decir que vaya a abandonar el blog sino que a partir de ahora, y no sé muy bien hasta cuando, publicaré poco, algunas reseñas que tengo pendientes o alguna que otra noticia, si es que me sucede algo digno de compartir (y esperemos que sea algo bueno). También pasaré a leeros de vez en cuando.

Así pues, me despido durante una temporada, que espero no sea demasiado larga. Aunque eso sí, si alguno de vosotros no puede vivir sin contarme algo, solo tiene que escribirme un correo, que no voy a desaparecer del todo ni mucho menos (el vicio me puede XD).

Pasadlo bien y sed buenos en mi ausencia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...