21 may. 2014

Recién pescados

Vuelvo a la rutina después de pasar un fin de semana estupendo en el Salón del Cómic de Barcelona. Como ya dije, el viernes estuve firmando en el stand de Ediciones Babylon y, entre otras cosas, pude ver en persona a Nisa, editora de Babylon, ya iba siendo hora que nos pudiéramos dar un par de besos y varios achuchones porque nos conocemos desde hace años y nunca habíamos coincidido. Tengo que dar las gracias al equipo de Babylon por todo su trabajo, curran a destajo para que los lectores tengan lo mejorcito, por su buena organización y atención. Les mando un abrazo y un "Buen trabajo, chicos" desde aquí.

También he de dar las gracias a Mónica (más conocida como Eomoi en la blogosfera) por hacer el esfuerzo de pasar a saludarme. Y cómo no, a Dalila y Laura por llevarme esos regalazos tan increíbles que veis en la foto.


Como han llegado algunos títulos nuevos a mi estantería, aprovecharé la entrada para enseñar los libros que he pescado en el último mes.



Pocas biografías he leído, aparte de María Antonieta, ésta en concreto es la biografía de Paramahansa Yogananda, gurú hindú que introdujo el yoga en occidente en la primera mitad del siglo XX. Es un libro extenso, que además llegó junto con una agenda de imágenes muy bonitas y frases del autor.

Llevaba mucho esperando este libro, el desenlace de La Horda del Diablo, de la que tanto os he hablado (sí, ya, soy una pesada cuando algo me gusta). De momento solo leí el primer capítulo, pero desde la primera página promete. Estoy deseando saber cómo termina la saga.

Y este librito de título tan sugerente, El libro vampiro, es una antología de relatos de terror escrita por Manuel Sánchez Chamorro. Iba a ser mi siguiente lectura pero mi madre se me adelantó... Es un libro corto así que en breve caerá y os traeré la reseña.

He tardado en hacerme con La tierra larga, obra escrita a dos plumas por mi reverenciado Terry Pratchett y Stephen Baxter. Es una novela de ¡¡Ciencia Ficción!!, así con dos exclamaciones. Resulta que al Maestro le ha gustado la CiFi desde siempre, pero la fantasía tiene más tirón y el Mundodisco le ha tenido muy ocupado. Ya os contaré qué tal resulta el cambio de género, aunque siendo Terry uno de los autores ya es suficiente garantía.
¿Sabéis esas veces que empiezas a leer un libro y al poco te das cuenta de que se trata de una segunda parte? Pues este es el caso. Como los editores son muy espabilados a veces pasan de poner en los libros que son un segundo volumen, ¡qué simpáticos y qué graciosos! Ya sabía que existía La sanguijuela de mi niña, pero no sabía que era el primer libro de esta saga de vampiros. Ya he leído ¡Chúpate esa!, que una cosa no quita la otra, pero me habría gustado haberlos leído en su orden. Señores editores, dejen los trucos que luego los que nos fastidiamos somos los lectores.
Y estos son todos, ¿habéis leído alguno? ¿Cuál os llama la atención? En poco llega la Feria del Libro, echaré un ojo a ver qué tal está este año y ya veremos si cae algún título más en mis redes.

15 may. 2014

Horario de firmas para el Salón del Cómic

Se ha ampliado el turno de firmas para El juego de Claudia, ahora estaré por allí de 19:00 a 21:00. Os dejo también el resto de firmas previstas para el jueves y viernes. No dejéis de pasaros para ver a tanto artistazo dibujando, que las cosas que hacen son impresionantes.

12 may. 2014

Este viernes tenemos una cita en Barcelona



Como vine anunciando hace unos días, este próximo viernes 16 de mayo, tenemos una cita en el Salón del Cómic de Barcelona, pues servidora estará en el estand de Ediciones Babylon firmando ejemplares de El juego de Claudia. Será de 19:00 a 20:30 horas. ¡Pásate a verme!


5 may. 2014

Para leer: Grimorio. Las crónicas de Claudia I, de Carlos Santiago Martín


Sagas, sagas y más sagas. La fantasía es lo que tiene… Me encantan las sagas, siempre y cuando enganchen y tengan su razón de ser (me refiero a que tengan suficiente sustancia como para rellenar tantas páginas). Y después de divagar, vamos a hablar de Grimorio. Las crónicas de Claudia, primera novela de Carlos Santiago Martín.

Si algo me llamó la atención de esta novela, aparte del género, fue que se desarrollara en épocas diferentes. Comienza en el año 209 con un conflicto entre dos clanes de bárbaros, enemigos acérrimos, y un tercer bando -el clan de los asesinos-, que también tomarán parte tras aliarse con Gaudrek, personaje que sobrelleva gran parte del protagonismo en esta primera parte. Pero hay algo más, y he aquí el punto “sobrenatural” que reza en la sinopsis, pues hay un par de personajes extraños, una especie de demonios que van a meter cizaña en todo este conflicto cual titiriteros.

Esta trama ocupa las primeras 128 páginas, y lo cierto es que la historia cierra de tal manera que bien podría haberse tratado de un relato. Sin embargo continúa, esta vez en el año 2014, heredando al par de personajes mágicos y un libro muy antiguo que contiene la historia que hemos dejado atrás. Aquí la protagonista es Claudia Maxwell, un personaje que, pese a tener un pasado muy intenso y tormentoso, quedó velada para mi gusto. Ella es una universitaria a la que se retrata como la típica cerebrito de biblioteca, solitaria y retraída, que incluso es blanco de mofas. La presentación, la situación con la que se da a conocer a Claudia, me pareció típica y manida, inadecuada para la supuesta edad y posición en la que pretende situarla el autor: los rollos animadora fashion y freak son más apropiados para institutos, no para universidades. También comienza con un esbozo de triángulo amoroso; todo ello y la forma de desarrollarlo me recordó a las novelas juveniles románticas, lo que supone un contraste abismal con respecto a la historia anterior. Poco a poco va tomando otros derroteros, en cuanto vuelven a salir a escena los dos misteriosos demonios y su particular jueguecito. La historia de Claudia se va tornando cada vez más oscura y la intriga va en aumento junto con la acción.

Grimorio es un buen comienzo de saga porque es una historia interesante y entretenida, con personajes que pueden dar mucho de sí si se les lleva por el buen camino. Pero tiene un gran punto flaco que para mí es esencial, y es que falla demasiado en el estilo y los errores ortográficos. Me encontré con oraciones mal construidas, con excesivas erratas y faltas de ortografía que se habrían solucionado con una buena corrección; de igual manera, le habría sentado bien algunos recortes y algo de edición, pues en ciertos tramos la narración se hace pesada con pasajes que no aportan nada, ralentizando la acción. Hay también una peculiaridad, común en todo el libro, que me llamó mucho la atención. Todos los capítulos comienzan con un párrafo narrado en presente, cuya finalidad se me escapó y que poco aportaban a la lectura.

La experiencia es la que enseña, por eso confío en que en la siguiente parte, Carlos supere los pequeños escollos con los que nos topamos los autores noveles.

El gatito Baldomero dice:
Está entretenida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...