1 nov. 2017

Para leer: Zombie Island, de David Wellington



Es un hecho que las historias sobre zombis están trilladas a día de hoy, hasta podría decirse que huelen a podrido. Lo normal es encontrar historias basadas en los supervivientes, es decir, que explotan el factor humano y su degeneración en ciertas situaciones límite. Sin embargo es un género que ofrece infinidad de posibilidades por eso algunos autores, en su afán de innovar y diferenciarse del resto, intentan aportar cierta originalidad a sus relatos. Unas veces funciona y otras no. 

En Zombie Island, David Wellington intentó dar un giro de tuerca al concepto zombi, los cuales no dejan de ser muertos reanimados, descerebrados, cuyo único fin es comer carne fresca. Pero qué pasaría si por arte de magia alguien los pudiera controlar y utilizar para sus propósitos. Esta es la “novedad” de Zombie Island que, a mi modo de ver, queda lejos de ser original puesto que ya hemos visto-leído historias con zombis organizados, conscientes e incluso parlantes, además de personajes que por una causa u otra son capaces de controlar a los zombis a su antojo.

Desde mi punto de vista la mezcla de elementos deja mucho que desear. Hay un muerto viviente que conserva casi toda su capacidad cerebral por lo que es capaz de razonar, pensar, hablar… El resto son todos más tontos que una piedra, incluidas las momias del museo que aparecen a mitad de la novela. Gary, el muerto viviente, descubre que es capaz de controlar a los demás zombis a través de una especie de red vital (en este caso de muerte) que los une. El caso es que cualquier explicación lógica brilla por su ausencia, por lo que habrá que suponer que “lo hizo un mago”. El planteamiento deja bastantes flecos sueltos e incongruencias.

Por otro lado están los supervivientes, claro está, y un grupo militar de chicas islámicas adolescentes que vienen desde África, nada menos, para buscar unos medicamentos. Las acompaña un antiguo agente de la ONU y protagonista de la historia (algunos capítulos es él quien nos cuenta lo que va sucediendo). Los personajes van de aquí para allá, vale que en una historia de zombis siempre hay carreras y tiros por todos lados pero en esta ocasión me faltó argumento y sobre todo emoción. Las escenas me dejaron indiferente, pasaban sin más y poco aportaban a la trama. Los personajes, sobre todo los secundarios, me parecieron forzados con lo cual se me quedaron planos. La ambientación es muy básica, solo describe los escenarios para situar a los personajes pero lo cierto es que he leído novelas del género en las que puedes palpar la decadencia, oler la sangre y la podredumbre. En fin, que le faltó chicha.

Una novela que pese a ser pasable le falta emoción y profundidad. Será que como es una saga se está guardando lo mejor para el segundo libro…

El gatito Baldomero dice:

¡Un poquito de vidilla!
 

15 sept. 2017

Nuevo proyecto :)

Poco tiene esto que ver con los libros, pero sí conmigo. Me he embarcado en un nuevo proyecto, fruto de una de mis pasiones, las muñecas y, más concretamente, ¡customizarlas!

Los que sean coleccionistas entenderán los problemas de espacio que pueden llegar a generar nuestras colecciones. Es por esto que tras dar muchas vueltas decidí que podía ser una buena idea poner a la venta algunas de mis creaciones. Reconozco que me he emocionado y lo que iba a ser un "Wallapop" a pequeña escala se ha convertido en algo más grande.

Y aquí tenemos a la criatura:


MelonTea da sus primeros pasos estrenando BLOG, al que os invito a ojear, ya sea para curiosear o para adoptar alguna de mis niñas.

¡Espero que os gusten y enamoren tanto como a mí!

Ya que estamos, y para que no digáis que esto no tiene nada que ver con los libros, os dejo a esta señorita que quizás reconozcáis si leísteis El Imperio Plateado.

¡¡Vivan los kalianos!!

19 abr. 2017

Para leer: Balada de amor para un soldado, de Nut


Los que me conocéis sabréis que no soy muy dada a leer novelas románticas (a menos que sean un poco picantonas o tengan componentes fantásticos). No es lo mío, sinceramente, a pesar de que alguna que otra historia me haya enganchado y hasta “chiflado”. Es por esto que hay pocas reseñas del género en el blog, y las que hay son de obras que han conseguido encandilarme por una razón u otra, como es el caso de Balada de amor para un soldado.

Confieso que sigo a Nut desde hace mucho tiempo, la conocí con su primera publicación en papel, Secretos de seducción (que por cierto va por su 3ª edición), desde entonces han caído en mis manos tanto novelas como relatos suyos y he de decir que todos tienen algo especial.

Balada de amor para un soldado no podía ser menos. Tenemos entre las manos una novela romántica homoerótica muy cortita. Como toda novela romántica el eje principal es la relación “amorosa” entre dos personajes, aunque se produce en un marco un tanto peculiar. Idris, el protagonista, un violinista portentoso que dejó la música por traumas personales, comienza a recibir una serie de cartas de un desconocido que contienen cedés con canciones. Para más inri, el remitente es un tal soldado Kevin Miller. Idris odia a muerte a los militares pero eso no impide que poco a poco vaya conociendo al soldado Kevin Miller a través de las canciones que le envía. Del rechazo pasará a la curiosidad, de la curiosidad a la comprensión y de ahí… Aaaah, eso no te lo cuento, mejor lo lees.

Su peculiaridad es que se trata de una novela con banda sonora, cuestión que me sorprendió porque me parece muy complicado transmitir ciertas emociones a través de la música. Encontrar las canciones adecuadas no creo que fuera tarea fácil. Aparte es una lectura ágil, rápida de leer por la extensión y la soltura con la que escribe la autora, además de estar repleta de sentimientos.

5 abr. 2017

Para leer: El último pasajero, de Manel Loureiro


Me declaro fan de Loureiro. Después de leer del tirón Apocalipsis Z me hice un poco fan, pero preferí esperar a leer alguna novela más para declararme fan entera. Al final lo ha conseguido…

Prefiero no extenderme mucho con el argumento, lo mejor es leerlo, de verdad, pero para que os hagáis una idea os contaré que trata sobre un barco fantasma donde el pasado, la magia y lo sobrenatural convergerán hasta la apoteosis final.

Si queréis saber más, la sinopsis deja bastante claro de qué va la novela: Un enigma oculto durante más de setenta años. Un barco lleno de misterios. No te podrás bajar… aunque quieras. Agosto de 1939. Un enorme trasatlántico llamado Valkirie aparece flotando a la deriva en el Océano Atlántico. Un viejo buque de transporte lo encuentra por azar y lo remolca a puerto, tras descubrir que en ese barco tan solo queda un bebé de pocos meses…. y algo más que nadie es capaz de identificar. Setenta años después, un esquivo hombre de negocios decide ponerlo de nuevo sobre el agua y repetir, paso por paso, el último viaje del Valkirie. A bordo de él y atrapada en una realidad angustiosa y contrarreloj, la periodista Kate Killroy descubrirá que solo su inteligencia y su capacidad de amar podrán evitar que la nave se cobre de nuevo su siniestro precio en este viaje.

¿Qué es lo que me gusta tanto del estilo del Loureiro? A mi entender lo mejor es su habilidad para generar suspense. Es capaz de mantenerte en vilo desde la primera hasta la última página, de cortarte el aliento y arrastrarte a escenarios de terror para hacerte partícipe de la historia cual Stephen King, pero sin cagarla con el final :P

Señores editores, estamos faltitos de novelas de terror en este país, aun teniendo autorazos como Manel Loureiro. Anímense y pongan de moda el género, no dejemos que se pierda en las librerías de segunda mano (porque no veas si cuesta encontrar novelas de terror en ferias o incluso librerías).

El gatito Baldomero dice:

¡Está genial!

7 mar. 2017

Para leer: Capitán Nadie, de José Mª Carrasco


Hay una palabra que me viene a la mente nada más pensar en esta novela: entrañable. Me ha encantado la historia del héroe por casualidad, al igual que adoré a Paquito, el protagonista, que sin comerlo ni beberlo se convierte de la noche a la mañana en el personaje más conocido de Sevilla, y el país entero.

Como ya digo sucede todo por casualidad cuando Paquito detiene por accidente a una banda de ladrones. Él es animador infantil, ameniza fiestas de cumpleaños vestido de superhéroe, por lo que el accidente le pilla con semejante disfraz, lo que provoca el consecuente malentendido. A partir de ese momento se convierte en el héroe de Sevilla y en el blanco de todos los periodistas y cadenas de televisión. Y todos sabemos que cuando a esta gente le da por alguien, lo meten hasta en la sopa. Poco más tarde, una serie de acontecimientos fortuitos sembrarán la duda de si realmente tiene poderes o no. Es evidente que no los tiene, él lo sabe, sus amigos lo saben, nosotros lo sabemos… pero Paquito piensa disfrutar del momento, divertirse con su bien recibida fama y sacar provecho de ello.

Es una historia sencilla, para todos los públicos, una novela muy bien escrita que se lee en un par de sentadas, muy recomendable para los más peques de la casa. También es evidente la gran influencia del cómic, pues Capitán Nadie no solo es un guiño a esas historias clásicas de superhéroes sino que además se mencionan constantemente obras y personajes muy conocidos del mundo de las viñetas.
 
La reseña quedó muy cortita pero es que no quiero contar más porque, aparte de tratarse de una novela breve, lo mejor es leerla para disfrutarla.

***

Nota de hoy: Hace mil que leí esta novela, la reseña está escrita desde entonces, al igual que otras tantas que tenía olvidadas en una carpeta en mi pc. Me da pena dejarlas de lado así que poco a poco las iré colgando en el blog.

Ah, por cierto, con el tiempo Capitán Nadie se convirtió en trilogía. Los títulos que le siguen son: El regreso del capitán Nadie y El destino del Capitán Nadie. No la dejéis escapar, es una lectura muy recomendable ;)

El gatito Baldomero dice:

¡Está genial!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...